Consigue tu propio blog en "Cocina y recetas" Registro

Cover: Umamizar

27feb 12

Trigo tierno con romanesco

Hoy toca una vedura un tanto extraña. Se llama “romanesco” y es un híbrido entre col-i-flor y brócoli. Simplemente la creó el hombre para hacer una col más bonita. La verdad es que tiene las mismas propiedades que las coles pero tiene un sabor más ligero y un aroma más suave. Además su textura queda genial con la del trigo tierno.

El trigo tierno se distingue de los demás productos elaborados con trigo porque posee toda su riqueza en proteínas. Además es una genial fuente de carbohidratos. Los carbohidratos no son “malos” como los pintan según qué dietas. Simplemente que para una dieta de adelgazamiento se debe moderar su consumo. Pero la ventaja del trigo tierno es que en crudo es un grano muy pequeño, pero al cocerlo aumenta 3 veces su tamaño, cosa que en el ser humano provoca psicológicamente la sensación de haber comido más. Permite las mismas ventajas que el arroz, y su textura es suave y esponjosa. Una vez lo probéis no pararéis de consumirlo.

 

Ingredientes:

  1. 1 col romanesco
  2. 200gr de trigo tierno en crudo
  3. 1 cebolla
  4. Sal y pimienta
  5. 1 pastilla de caldo de carne
  6. Perejil picado
  7. Hierbas provenzales
  8. Nuez moscada.

Elaboración:

  1. Primero hervimos el romanesco, para ello lo preparamos como si fuera una col-i-flor, separamos los bouquets y partiendo de agua fría lo ponemos hervir. Para hervir una verdura basta con un poco de agua, no hace falta cubrir toda la olla, pues así perderemos menos vitaminas y minerales. Para sazonarlo yo he utilizado una pastilla de caldo de carne. ´También podéis incorporar una cebolla para darle un aroma un tanto diferente. O bien, si os gusta el clavo, podéis pinchar unos clavos en una cebolla y echarla con el romanesco. Personalmente odio el clavo.
  2. A parte, en otra olla ponemos agua (el doble de volúmen que el trigo) a hervir y cuando hierva echamos el trigo. En 10 minutos estará listo.
  3. Mientras picamos finamente una cebolla.
  4. Cuando el romanesco le falte poco para que esté cocido (se cuece muy rápido) lo escurrimos y lo refrescamos con agua fría para que no siga cociéndose con el calor residual. No debemos cocerlo del todo puesto que luego le daremos un golpe de calor más en la sartén, así que mejor le falte un punto.
  5. Del mismo modo, cuando el trigo esté, también lo escurrimos y lo refrescamos.
  6. En una sartén ponemos a calentar media cucharada de aceite de oliva y sofreímos la cebolla.
  7. Cuando la cebolla esté dorada incorporamos el romanesco y el trigo tierno.
  8. Entonces añadimos el perejil, la pimienta, la nuez moscada y probamos de sal.
  9. Le damos unos meneitos y listo.

Tiempo de preparación: 30 minuto(s)

Tiempo de cocción: 25 minuto(s)

Tipo de dieta: Vegetarian

tags dieta: Low calorie, Reduced fat, High protein

Calorias: 250

★★★★★ 1 review(s)

Etiquetas: ,

2 comentarios

  1. Es la primera vez que oigo hablar de ella. Tengo curiosidad. Voy a hacer la receta a ver a que sabe. Muchas gracias por la recomendación.

    Responder
  2. […] 3 cucharadas de trigo partido […]

    Responder

Deja un comentario

*