Consigue tu propio blog en "Cocina y recetas" Registro

Cover: Velodeflor

16mar 12

Más defectos del vino

Fuente:blogs.lainformacion.com

Defectos olfativos y gustativos.

Teniendo en cuenta que el vino esta hecho para ser consumido, estos son más importantes. Los defectos visuales proporcionan presagios acerca del estado del vino. Los principales defectos olfativos son los siguientes.

Sulfurosos.

En anhídrido sulfuroso es un conservante de vinos que se utiliza desde los romanos. En exceso da aromas volcánicos, picantes, punzantes que recuerdan al de una cerilla recién apagada. En ocasiones este desaparece si agitamos la copa. Si persiste después de esto se considera un defecto. Es más sencillo detectarlo en vinos blancos.

Corcho.

Este es motivo principal por el que se devuelve una botella en un restaurante. Es incontrolable en bodega y una de las pocas cosas que se saben sobre este defecto es que es más común en los corchos de baja calidad. El aroma característico es el moho, el fango o la podredumbre y oculta los aromas frutales del vino. Un promedio del 3% de las botellas de vino sufren de este defecto.

Huevos podridos o caucho.

Aparecen cuando los vinos han estado en condiciones de reducción excesiva y es debida a la presencia de sulfhídrico. En ocasiones este aroma desaparece cuando se airea el vino. En boca se nota sequedad y picor.

Picado.

Se da cuando el vino ha estado en contacto con el aire. Todo vino está destinado a convertirse en vinagre. De hecho si se deja una botella abierta varios días comienzan aparecer aromas avinagrados. Al probarlo se nota agrio y de poca intensidad.

Gusto a madera.

Debido a las modas actuales algunos consumidores lo consideran una virtud y es debida a una crianza excesiva en madera. Esto provoca que las características que han de hacer único a un vino sean ocultadas. Los vinos blancos son más oscuros de los normal, la nariz se hace más simple, la madera oculta los aromas frutales necesarios en todo vino blanco. Los vinos tintos pierden brillo, tienen un color más amarronado, también con un perfil aromático pleno. El sabor se caracteriza por el amargor que otorga la madera. En estas ocasiones se habla de vinos maderizados.

Gusto metálico.

El contacto de vino o mosto con elementos de cobre, zinc o hierro puede transimitir aromas metálicos y sabores amargos al vino.

Oxidación.

El contacto excesivo del vino con el oxígeno o con luz puede provocar la aparición de aromas rancios, poco intensos.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

*

Acerca de Velodeflor

Mi galardón: Ayudante de Cocina

About

Ya lo dijo George Bernard Shaw: "No hay amor más sincero que el que sentimos hacia la comida". Y de eso trata este blog, del gusto por comer, beber y, en definitiva, del disfrute de la vida. Está escrito por Diego Mayoral, enólogo que ha trabajado en bodegas de Ribera del Duero y Toro, y que también intenta disfrutar y contarlo. Si tenéis cualquier duda o sugerencia no dudéis en escribirle al siguiente email: diegomayoralr@gmail.com.

Twitter

Categorías