Consigue tu propio blog en "Cocina y recetas" Registro

Cover: Velodeflor

21mar 12

Pedir vino en un restaurante. Consejos prácticos

Fuente:productorachilegarzon.blogspot.com

Muchas veces es el desconocimiento el que hace más difícil devolver un vino. Ya se ha comentado que los someliers están en los restaurantes para ayudar y siempre estarán dispuestos a dar consejo. Para poder hablar con mayor conocimiento de causa aquí van algunos consejos basados en otros de Jose Peñin.

Siempre presente.

El camarero o somelier tiene siempre que abrir la botella de tal manera que el cliente pueda presenciar el descorche. Si en el descorche no se escucha un “PLOP” sonoro o bien el corcho cae dentro de la botella pueden ser indicios que hagan pensar que la botella no está en buen estado.

Temperatura adecuada.

Si el vino no está a una temperatura ideal es cotidiano pedir otra que si lo este. Recordad que esto tiene mucha importancia sobre las características del vino.

Corcho en buen estado

Con toda probabilidad este es el defecto más común que se puede encontrar .Una buena forma de comprobar que existe es que el corcho esté deteriorado por echo hay que comprobar el estado del corcho.

Otros defectos comunes.

Los vinos picados son sencillos de detectar así como los vinos oxidados, con un fuerte olor a manzana podrida. Para familiarizarse con este aroma basta con dejar una botella abierta varios días y olerla entonces.

Vinos rosados y blancos siempre del año.

Estos no son como los tintos. Excepto en casos especiales los rosados y blancos han ser del año sino sus características se deterioran mucho.

Posos.

Este es un tema algo controvertido. Muchos profesionales defienden que un vino en la mesa no ha de contener ningún poso. Sin embargo los enólogos no eliminan en su totalidad los posos porque esto podría suponer un tratamiento agresivo que elimine sustancias interesantes del vino.

Los posos no son sustancias nocivas ni influyen en las características gustativas de los caldos es únicamente una cuestión de estética más bien relacionada con el rechazo visual que produce al cliente. Eliminar estos posos mediante una decantación si que afectará al gusto y al olfato del vino por lo que conviene acostumbrarse a la presencia de estos posos para disfrutar completamente el vino.

 

Lo dicho, la mayoría de los locales que venden vino no pondrán ningún tipo de impedimento en cambiar la botella si el cliente se ha quejado y en muchas ocasiones sin hacer ninguna comprobación. La cuestión es atreverse.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un comentario

  1. […] más personales para sus organizadores ( en este caso el equipo del hotel y de la cocina del Restaurante MUN) como por ejemplo esta boda para unas veinte personas. UNA BODA […]

    Responder

Deja tu réplica a Una boda íntima | El Arte del buen Anfitrión

*

Acerca de Velodeflor

Mi galardón: Ayudante de Cocina

About

Ya lo dijo George Bernard Shaw: "No hay amor más sincero que el que sentimos hacia la comida". Y de eso trata este blog, del gusto por comer, beber y, en definitiva, del disfrute de la vida. Está escrito por Diego Mayoral, enólogo que ha trabajado en bodegas de Ribera del Duero y Toro, y que también intenta disfrutar y contarlo. Si tenéis cualquier duda o sugerencia no dudéis en escribirle al siguiente email: diegomayoralr@gmail.com.

Twitter

Categorías