Consigue tu propio blog en "Cocina y recetas" Registro

Cover: Entre vinos y cervezas

09nov 11

Cómo detectar un vino picado

La otra tarde quedé con un amigo al que hacía tiempo que no veía. Nos pusimos al día de todo y me contó algo muy curioso que le había pasado y que creo que os podrá servir de gran ayuda.

La cuestión es que estuvo de cena unos días antes con otros amigos suyos y en esa cena se acordó de mí. ¿Os imagináis por qué? Acudieron a un restaurante y pidieron un vino tinto para cenar. No es que fuera un Ribera del Duero pero, según me contó mi amigo, no estaba mal de precio. Cuando el camarero regresó con la botella, sirvió a mi amigo. No es que sea ningún experto pero al probarlo, algo le supo mal. El vino estaba picado.

Se lo comentaron al camarero pero este aseguró que era el sabor propio del vino. Todos se callaron y pagaron la botella.

He de reconocer que me da mucha rabia que pasen este tipo de cosas. No es que ocurran muy a menudo pero si alguna vez dais con un vino picado, reclamad en el restaurante. No hace falta ser un experto para detectar el mal sabor de un vino.

como detectar un vino picadoLo que le ocurrió a mi amigo es que el vino le sabía avinagrado. Efectivamente, puede ocurrir. Esto se produce por un ácido volátil que llevan todos los vinos. En su justa medida, no ocurre nada. Pero cuando huele y sabe a vinagre, tenéis que reclamar al restaurante. Y, si os sucede en casa, tirad la botella a la basura.

Otra de las situaciones en las que os podéis ver es que el vino tenga un ligero gusto a corcho. El causante de ello es una bacteria bien conocida por los productores de vino. Sin embargo, hay veces que llega hasta los consumidores. El sabor a corcho se debe al Tricloroanisol (TCA), una infección bacteriológica que se da mucho en los bosques de alcornoques.

Estas son las situaciones más comunes que suelen darse. Pero también podéis detectar un vino picado, por ejemplo, por su color. Si se trata de un vino tinto y veis que tiene un color mate raro, mejor ni lo probéis. Si es blanco o rosado pero su color se ha transformado en un ámbar apagado y encima sabe como a cerveza… malo también.

No os dejéis engañar por nadie. Aunque estas situaciones se dan en muy pocas ocasiones, puede que una vez en la vida os sucedan. Pero no pasa nada, porque ya sabéis cómo evitar que os den gato por liebre.

Etiquetas: , , , , ,

2 comentarios

  1. Gracias por esta entrada. Nunca he sabido bien cómo identificar esto, porque además tampoco es que beba mucho vino, pero de vez en cuanto sí me gusta tomarme una copita. Esas aportaciones me vienen muy bien para no quedar como un ignorante con amigos :p

    Responder
  2. […] correcta y no está deteriorado. El corcho ha de oler a vino o a corcho, nunca a humedad a moho o a vinagre. También se comprueba la flexibilidad de este apretando ligeramente con los dedos y se verifica […]

    Responder

Deja un comentario

*

Acerca de Jorge

Mi galardón: Ayudante de Cocina

About

Entre vinos y cervezas es un espacio creado por Jorge y David que te introducirá en el mundo de los vinos y las cervezas. Acompáñanos a degustar y a descubrir las variedades, diferencias, beneficios y todos los secretos y las propiedades de las bebidas favoritas de los españoles

Twitter