Consigue tu propio blog en "Cocina y recetas" Registro

Cover: Entre vinos y cervezas

16feb 12

Construye tu propia bodega de vinos

Nada es más placentero para un buen amante del vino, como viene a ser mi caso, que contar con una bodega en casa, de esas que dejan a quienes nos visitan boquiabiertos y nos permiten compartir momentos entrañables con nuestros amigos o nuestros familiares, entre copa y copa.

Pero tener una bodega en condiciones no es tarea fácil. Lo primero que hay que tener en cuenta es que el vino es un ser vivo, que experimenta, a lo largo de toda su existencia, una evolución permanente. Además, es un ser frágil y delicado, cuya conservación exige cuidados muy especiales. Por todo ello, no es fácil mantener un vino con vida, y menos aún si no se cuenta con las instalaciones adecuadas. Así, las condiciones de almacenamiento del caldo, el nivel de luz que recibe, las vibraciones que sufre y el ruido, que también provoca vibraciones, pueden acelerar o ralentizar su evolución, haciendo que su vida se alargue o se acorte, según las circunstancias.

Construye tu propia bodega de vinosLo cierto es que resulta muy complicado mantener un vino con vida sin disponer de una buena bodega, algo que no suele ser frecuente en una casa particular. Sobre todo, se necesita contar con un espacio dedicado específicamente a este fin, rodeado de un ambiente cuidado, siempre sujeto a una serie de condiciones básicas. La primera es la temperatura, que debe ser constante, porque los cambios bruscos pueden producir contracciones del corcho, que dejarían entrar aire en el interior de la botella. También ha de ser baja, porque así ralentiza la evolución del vino. La temperatura a la que debe conservarse oscila entre los 12 y los 20 grados, aunque cuanto más baja sea, más lenta será su evolución y, por tanto, más larga será su vida.

En segundo lugar, el sitio debe ser oscuro, porque la luz es otro de los factores que aceleran el proceso que vive el vino en la botella. En este sentido, cuanta menos luz haya, más prolongada será la vida de nuestro vino. Por último, resulta esencial que la bodega esté convenientemente aislada del ruido y las vibraciones, ya que la continua agitación del vino en la botella, por pequeña que sea, provoca el mismo efecto que la luz.

Como decía antes, es complicado conseguir unas condiciones semejantes en una casa, ya que hace falta un sitio oscuro, protegido de los cambios de temperatura, que no se vea afectado por las calefacciones en invierno ni por el calor en verano. Para lograrlo en un piso hay varias opciones: una de ellas es, al mismo tiempo, la más racional y la más cara. Existen muebles, a precios bastante elevados, que reproducen en su interior las condiciones de una bodega e incluso permiten disponer de diversos niveles de temperatura para mantener a punto de servicio los diferentes vinos.

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

*

Acerca de Jorge

Mi galardón: Ayudante de Cocina

About

Entre vinos y cervezas es un espacio creado por Jorge y David que te introducirá en el mundo de los vinos y las cervezas. Acompáñanos a degustar y a descubrir las variedades, diferencias, beneficios y todos los secretos y las propiedades de las bebidas favoritas de los españoles

Twitter